Técnica del retrato (I): cómo tomar las medidas del rostro.
 


TÉCNICA DEL RETRATO (I): CÓMO TOMAR LAS MEDIDAS DEL ROSTRO



El retrato de personas, ya sea dibujado o pintado, es una de los temas clásicos y que más se demanda a los artistas. Antes de la invención de la fotografía era evidente que el artista estaba obligado a ser un buen retratista porque las personas querían tener retratos de su imagen para la posteridad. Con la invención de la fotografía, el retrato ya no era imprescindible, todo el mundo podía retratarse, pero el gusto por el retrato dibujado o pintado ha seguido adelante. Digamos que hay dos tipos de retratos: el tipo DNI (Documento Nacional de Identidad) y el retrato como arte. Con la técnica fotográfica el 99,999% de las fotos que hace la gente es retrato DNI, simplemente es un registro de la imagen que solo intenta ser testigo de cómo somos o dónde estuvimos, por ejemplo: "yo en casa", "yo con la pirámides", "yo con mi familia", "yo en una comilona", "yo poniendo morritos"... Un pequeño porcentaje de retratos son fotografias hechos por artistas donde lo representado puede entrar en la categoría de "obra de arte". Son fotos bellísimas con personas retratadas, de la misma forma que pueden ser fotos bellisimas con un paisaje, un camello, una silla o lo que sea.

En el retrato dibujado o pintado hay la misma categoría que en el retrato fotografiado: dibujos tipo DNI y dibujos tipo obra de arte. Hay millones de retratos dibujados por artistas y aficionados que son simplemente un registro de la persona (o personas retratadas). El retrato, no lo dude, se parece totalmente y está tan bien hecho que pueden contarse las pestañas. Pero simplemente son un registro como lo puede ser la foto de "yo mirando al infinito en tres cuartos" o "yo con mi niño y mi esposa" (un horrible retrato de familia).

Pero la clave es dibujar un retrato que sea una obra de arte y no un registro del DNI o un poco mejorada por la iluminación y que en vez de mirar de frente mira de lado.

Ahí está el problema, dibujar o pintar un retrato que sea una obra de arte. ¿Cómo sé que ese retrato es una obra de arte y no una copia del DNI?. Muy sencillo: cuando contemplo el dibujo del retrato me gusta o atrae el dibujo y no la persona retratada. Sí, la persona puede ser guapa, fea o regular, pero, ¡qué bonito es el dibujo! En la red puede ver infinidad de dibujos de chicas guapísimas, sexi, con ojos almendrados y labios carnosos... pero, ¡qué dibujo más malo! ¡Qué líneas sin vida! ¡Qué sombreado difuminado más relamido! ¡Qué ojos como pegados junto a la nariz! ¡Qué colores más artificiales como si hubiera usado el color carne que viene es la caja de lápices de colores!

Veamos un ejemplo de retrato obra de arte.





Observe estos dos retratos de mujeres. Una es una anciana y otra joven. Según los estándares estéticos, no son modelos de pasarela o de publicadad para cremas antiarrugas. Pero es que en estos retratos, dese cuenta, lo que llama la atención es el dibujo por sí mismo. igual ocurre con el retrato del hombre que hay al principio de este artículo, el hombre no es un modelo para  perfume "for men", pero el dibujo, el dibujo es precioso, buenísimo.


Sí, en el dibujo de un retrato la persona ha de parecerse, es una condición obligatoria, no hay duda, pero la calidad estética del dibujo y no lo mucho que se paresca, es lo que le convierte en obra de arte. Imagine dos monedas exactamente iguales, pero una es de alumnio y otra de oro de 22 K. La de aluminio no vale nada, pero la de oro vale a X euros la onza. Es evidente que la moneda de oro tiene valor. En el dibujo de un retrato, el parecido con el modelo no es lo valioso (porque una cámara fotográfica lo hace mejor), el oro está en la calidad del dibujo.

Pero como usted está empezando, no nos vamos a subir tan alto y no le vamos a pedir que haga obras de arte, eso ya vendrá. Lo que sí le vamos a pedir es que haga un retrato con parecido. Que el que vea el retrato, le diga: "Es fulano de tal. ¡Magnifico!".

Para conseguir el parecido, el truco esta en MEDIR PERFECTAMENTE las características del rostro.

-¿Solo eso? ¡Qué tontería!

-Que se lo cree usted. Los artistas o aficionados que saben medir perfectamente un rostro son los que dibujan bien el parecido. Como no mida a la perfección... vienen los problemas. Es cuando la gente nos dice irónicamente: "Tiene la nariz un poco larga", "Un ojo más grande que otro", "Ella tiene los labios más gordos". Y acabamos enfadándonos con el crítico. Pero el problema es muy sencillo, que el critico tiene razón y usted es el que se ha equivicado porque no ha medido bien las características del rostro. Tenía prisa por ponerse a sombrear o por hacerle las pupulas del ojo con el brillo y se saltó lo único que no se puede saltar: MEDIR  A  LA PERFECCIÖN las características del rostro.

Ahora le vamos a enseñar:

- Qué medidas son las que tiene que tener en cuenta.

- En qué orden.

- Y cómo tomarlas.

El principal problemas es que en los libros tradicionales de dibujo del retrato se nos enseña las proporciones del rostro estándar, pero luego aplicamos las mismas proporciones a todos los retratos... y no sale con el parecido. Simplemente porque no hay dos personas (guapas, feas o regulares) que tengan las mismas medidas (proporciones). Désprendase de la idea de: "proporciones del retrato" y piense en la idea: "cada persona tiene medidas peculiares". Si no se le quita la idea de todos tenemos las mismas proporciones, el "canon", nunca podrá conseguir el parecido.

Para ello vamos a utilizar una foto de la modelo española Mar Saura que hemos recortado de una revista y (que nos perdone Mar) le vamos a rayar la cara con las medidas que habría que tomarle para dibujarle un retrato.




Imagine que le dan esta foto para hacerle a Mar Saura un retrato. Sobre la foto ponemos un acetato para no estropearla y con un rotulador fino permanente dibujamos las siguientes medidas y en este orden:

1.- Por el centro de la nariz y labios tazamos una recta vertical y hacemos una marca en el nacimiento del pelo y en el final de la barbilla.

2.- Por los dos lagrimales de los ojos trazamos una horizontal y marcamos dónde empieza y termina cada ojo y el borde de las sienes junto a las orejas.

3.- Otra horizontal por la parte más alta de la cejas y marcamos el comienzo y el final de cada ceja.

4.- Marcamos la punta de la nariz que hay por debajo de las fosas nasales y las partes de las aletas de la nariz.

5.- Marcamos la comisura superior, media e inferior de los labios y el ancho de los labios.

6.- Marcamos dónde esta el lóbulo de las orejas.

7.- Finalmente, unas marcas para saber dónde empieza el cuello. Y fin.


A continuación debe hacer con regla graduada y midiendo bien el traspaso de las medida al papel de dibujo. Le queda bastante trabajo.

- ¡¡¡¿Con regla?!!! Pero si esto es dibujo artístico, ¿no estaba la regla prohibida?

Si le estoy hablando de medir con EXACTITUD, no puede medir a ojo, ha de medir con regla. Imagine que le digo que dibuje "artisticamente" un rectángulo de 7,7 x 5,3 centímetros. ¿Puede hacerlo sin regla? Nadie tiene una regla en el ojo para dibujar las medidas exactas... tiene que usar la regla.

- ¿Y esos artistas que hacen dos movimientos en el aire con un palillo o con el lápiz para medir el rostro y les salen perfecto?

Esos son artistas de circo, solo ellos son capaces de hacer malavares con ocho balones bailando en el aire, los demás tenemos que conformarnos con lanzar un balón al aire y volver a cogerlo. Estos artistas de circo o del retrato empezaron midiendo con regla y después saben hacerlo a ojo, ya que llevan miles de retratos. Pero la mayor parte de los retratista miden con regla, con un palillero, con un lápiz, usan cuadrículas, calcan la foto poniendo el papel encima de la pantalla del ordenador o proyectan una diapositiva sobre el papel. De esa forma consiguen la medidas EXACTAS. Cuando se tiene mucha experiencia, el artista es capaz de tomar la medida del alto y el ancho de la cara y a partir de esas EXACTAS medidas ir contriyendo lo demás, pero eso de la medida lo hacen perfecto.

Las mismas medidas las hemos tomado en otras modelos.











Ejercicio para usted:
Busque fotos en revistas y trace sobre las fotos las medidas que le he enseñado.




Encajado de un retrato. Las líneas se ven muy suaves porque están realizadas con un lápiz H. Nótese que las medidas del rostro están tomadas con regla y con líneas muy suaves estas líneas desaparecerán en cuanto se empiece con el sombreado. Dibujo de Miguel Fernández, autor de esta web.

Continuará en el sigueinte capítulo.




Tags, megatags, palabras clave: retrato, lograr, parecido, paso, comenzar, aprender, guía, fotografía, reglas, consejos, básicos, cara, cuadrícula, trucos, volumen,





(C) 2018. Miguel Antonio Fernández Fernández. Todos los derechos reservados.


 
  8523 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=